A las 19:15 de la noche los fieles reunidos en la plaza de San Pedro observaban como salía la fumata blanca que anunciaba la elección del nuevo pontífice, tras la quinta votación del cónclave. Finalmente, una hora más tarde la Iglesia pudo conocer al nuevo Papa, el cardenal de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio.

Así lo comunicó a los fieles de la Diócesis de Córdoba, Don Demetrio Fernández, con estas palabras: “¡Habemus Papam, Franciscum! Pronunciemos su nombre en la Misa con gratitud a Dios y en actitud de gozosa y pronta obediencia al nuevo sucesor de Pedro. Oremus pro Pontífice nostro Francisco. Te Deum laudamus”.

http://www.diocesisdecordoba.com/noticias/habemus-papam-franciscus-i/